¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?
E. Galeano

sábado, abril 25, 2009

efímero

Siempre me agarrás desprevenida.
Me robás una sonrisa sin que siquiera me de cuenta.
Tenés esa gran virtud y yo ese gran defecto. O quizás sea tu gran defecto y por lo tanto mi gran virtud.
Y en realidad no importa,
Porque siempre tenés otra para devolverme.

3 comentarios:

DiBuJoS LoCoS dijo...

Ojalá haya más ladrones de sonrisas.

Lolita y El Profesor dijo...

Qué lindo!
Yo creo que no hay defectos: las dos son virtudes!

Un besito


Lolita

Sk8eerGirl dijo...

Feliz birthday y happy cumpleaños!
^^