¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?
E. Galeano

martes, abril 20, 2010

¿SPM?, no.

Anoche me dolía la espalda.
Me dolía el pecho.
Hice todo lo que pude para descontracturarme.
Me dolió más.
Tenía ganas de llorar.
Lloré.
Mucho.
Me preguntaron si lloré.
Quise mentir y no me salió.
Lloré más.
Con hipo.
Aflojó el dolor de pecho.

I mean it. Hay algo que no me está funcionando bien.

9 comentarios:

Monchito dijo...

Seguro, debes tener pinchoado el caño de agua que pasa por el lagrimal y tiene un fuga, la acumulación de agua en la zona vertebral presiona las vertebras (claaa) y la presión genera dolor.

Simple como un fontanero italiano y socialista que come hongos.

Monchito dijo...

ya develé el misterio. YES!!

Eli dijo...

Tan simple y no se me había ocurrido. Ya estoy llamando al plomero :) ¡Gracias Monchi!

Alicia en el pais dijo...

probaste con unas aspirinetitas? ami me duela algo o no siempre me clavo una tableta jajaj

Ramiro dijo...

Te hacías un finito y te relajabas para una noche bien descansada...

Antonella dijo...

Descargarse hace bien, aunq sea llorando:)

Un beso eli, muy lindo tu blog!

Soniaa dijo...

Te entiendo, me pasa que me brota la rabia tristeza lo que fuese, y lloro sin más.

Un beso.

Pau dijo...

Llorar con hipo? feíiisima combinación, eh.
A mí el hipo me da dolor de espalda, quizás como consecuencia de eso, lloraste, tuviste más hipo y más dolor de espalda.
Era una pavada, pero un círculo vicioso de mierda. (?)

Bueno, Eli, te estoy llamando para salir con muchachas fáciles y brindar con Coca en nombre del protocolo de mierdaaaaaa!

Beso!

Xaj dijo...

Qué cosa, eso de ser mujer.

Abraxo Eli. Uno grande.