¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?
E. Galeano

lunes, octubre 05, 2009

¿No te pasa a vos también?

Estoy por terminar de leer "Mal de amores", de Angeles Mastretta. El libro relata una historia de amor que transcurre durante la revolución Maderista y la guerra civil en Méjico, y habla de todo tipo de males amorosos: por una persona, por una vocación, por la patria. Muy lindo, y recomendado para quien guste de la literatura latinoamericana.
Pero hay algo que me hace sentir un poquito culpable, y es que no sólo lo quiero terminar por la historia en sí, sino porque tengo en la pila de "libros pendientes" de al lado de la cama "Historias de Cronopios y de Famas" (entre tantos otros) ¡y me muero de ganas de empezarlo!
Llámenme impaciente, sacrílega o rompebolas, pero la verdad es que me pasa siempre: cuando estoy por terminar con un libro (o más bien cuando ya paso la mitad) empiezo a pensar en el que voy a leer después.
Y la curiosidad me carrrcome.

Can't help it.

2 comentarios:

Sk8eerGirl dijo...

Sí, me pasa. Es más me pasa apenas empiezo a leer los libros también...
Leo poco y mi pila sigue creciendo y creciendo...

Sebastián dijo...

Uy uy uy, no te quiero decir nada... pero ¡cómo es que no lo empezaste todavía! Va a haber un antes y un después de cronopios en tu vida jaja.
Esa curiosidad ñoña que nos carcome por los libros hace que en el momento de deborarlos sean mas deliciosos. De todas formas, nunca aprenderemos: seguiremos comprando libros y acumulándolos.
Y es así, algunos son adictos al pucho, otros a la literatura.
¡Te abrazo, Eli!